Si es falso o es cierzo...

La cançó d'aquesta setmana és «Cierzo», d'Ángel Petisme, que és una invitació a sentir-se aragonès.

En diu l'autor:
«Cierzo: El sueño de Aragón produce monstruos. No es un animal, cruce de ciervo y de corzo. Ni una comarca hermosísima de León. Es una palabra intraducible. Mucho más que un viento, es el soplo que tengo en el corazón. Energía eólica. Me duele cuando respiro, pero es mi combustible...»

3 comentaris:

  1. Rediez, Jaussico, que San Blas te conserve el buen gusto y la inspiración.
    ¿Que “el sueño de Aragón produce monstruos”? ¿Y qué hace Aragón pues? ¿Dormir y soñar o visitar sueños de soñadores? Lo mismico me he preguntado siempre de la razón.
    (La energía eólica me lleva a copiarte esto en agradecimiento:
    “Una doctrina ya muy elaborada entre los estoicos contemplaba al hombre y al mundo como dos máquinas pneumáticas embutidas una en la otra. El conjunto de este sistema funcionaba como un ludión, teniendo en cuenta las relaciones de presión. En el Timeo pitagorizante de Platón se encuentra una descripción de la circulación de las almas, tanto en el cuerpo de los hombres como en el conjunto de la máquina universal.
    Para asegurar esta circulación nacieron ritos relacionados con el soplo. Uno de ellos esencial, consistía en utilizar fuelles (en latín follis), instrumento del cual los locos toman su nombre.” CLAUDE GAIGNEBET, El Carnaval. Ensayos de mitología popular. Editorial Alta Fulla, Barcelona, 1984.)

    ResponSuprimeix
  2. Així, doncs, que hi ha un fil falb ful, sense fel, que lliga el «fol» de Rivas, el full —de dietari— fill de Soldevila i el foll de Petisme, no és fals ni és cerç...

    ResponSuprimeix
  3. Haberlo haylo.

    I jo no bandejaria la idea de lligar en pacífica simbiosi el cèrvol amb les monocotiledònies, el Costa da Morte blues amb el full blavós cosit a mots perduts, i tot plegat amb l’enfilall de paradoxes enunciatives de Mikel Urdangarin: “No puc dir estimar, no puc dir bellesa, no puc dir unió, ni arbre, ni terra, ni cor.” No ho pot dir, però ho diu i sent un cop al cor, que ens remet al “soplo de corazón” de Petisme i al “profundo e misterioso fol do máis aló da gorxa” de Rivas.

    ResponSuprimeix

Digues, digues...