Barcelona

«Se reconoce entonces que a los grupos y a los individuos el territorio sólo les puede pertenecer en base a esa tarea poética que consiste en localizar —es decir, dotar de memoria— el cruce entre dos itinerarios y asignarle así a ese punto una significación. Cada cual traza su propio mapa mental de la ciudad, que puede coincidir con los otros planos en sus puntos de referencia, pero no en su organización. Ese ejercicio es aquel que el orden político hace por usurpar, sobreponiendo sus propias producciones simbólicas a las que constantemente generan los practicantes de lo urbano —moleculares o masivos—, que penetran y colonizan el espacio urbano con innumerables memorias aparentemente menores. Es para vigilar y domesticar esa máquina de pensar en que deviene toda ciudad que la política procura imponer sus alternativas y, con tal fin, lleva a cabo una auténtica ocupación simbólica de la ciudad. Contra el murmullo de las calles y las plazas, contra los emplazamientos efímeros y las trayectorias en filigrana, contra la infinita e inabarcable red latente que trazan las evocaciones multiplicadas de las microsociedades y los individuos que conforman la diversidad contradictoria de la ciudad, el poder político ocupa la ciudad e intenta sobreponer, instituyendo sus propios nudos de sentido, la ilusión de su autoridad.»

Manuel Delgado, La ciudad mentirosa: Fraude y miseria del «modelo Barcelona».

4 comentaris:

  1. El demagògic Delgado de vegades encerta de ple.

    ResponSuprimeix
  2. O no és demagògia o no l'encerta; les dues coses alhora no poden ser. Jo crec que l'encerta. Per què dius que és demagògic?

    ResponSuprimeix
  3. No em referia a aquest passatge en concret, sinó al conjunt de la seva obra i al "personatge". També penso que és molt possible ser demagògic i encertar-la. Pots encertar el fons de la qüestió, o simplement detectar uns símptomes i encetar un debat, però la forma en com basteixes el teu discurs pot ser absolutament demagògica.

    ResponSuprimeix
  4. I no podria escriure més planerament...?vaja, dic jo

    ResponSuprimeix

Digues, digues...